Me enamore de otra femina, en una cita

Me enamore de otra femina, en una cita

Me enamore de otra femina

“Me enamore de otra femina” es una frase harto habitual en la primera asesoramiento de ciertos varones, cuando les preguntamos por que vinieron tratando de conseguir un analista. En ocasiones da la impresion de que la dicen igual que quien pide disculpas, tambien puede ser que sea en busca de muchas participacion. Lo que siempre me llama la interes podri­a ser digan que se prostitucion sobre “otra” chica, por motivo de que eso indica que nunca existe separado una; es decir, ?respecto de que chica, aquella de la que se enamoraron, seri­a “otra”?

La duda no seri­a meramente retorica, porque da la pauta de que amar an una mujer es la capacidad Con El Fin De enamorarse sobre otra. En este punto, me deseo referir a las casos de varones que se enamoran sobre otras hembras cuando, por un aspecto, se encuentran en pareja y no ha transpirado, al exacto lapso, no se trata de parejas que esten en crisis. Ellos mismos lo dicen con una cosa sobre sorpresa “Tengo una gran pareja, compartimos demasiadas cosas, sexualmente la pasamos bien…”.

Una repuesta simple, es hablar del deseo como emocion inquieta, sobre su insatisfaccion intrinseca, sobre que continuamente busca an otra cosa; sin embargo dichos varones sobre las que hablo no son unos pelotudos, son clases mayusculos, que no se andan a su antiguedad (dentro de 40 asi­ como 50) atrapados en la veleidades del inconformismo. Tampoco son narcisistas que disfrutan de el este igual que estrategia de confirmar que “todavia pueden”. No las subestimemos, viven algo mas trascendente, que ni siquiera se puede reconducir al conflicto neurotico (obsesivo) de dudar entre 2 mujeres, aunque a veces mismamente lo presenten, con esa pregunta ?que hago? ?Con cual me en voz baja?

Quiza si se trate, en ocasiones, sobre varones ingenuos creen que son ellos algunos que podri?n seleccionar an una mujer, en este aspecto igual ocasion sean un poquito infantiles. En todo caso, lo que me importa acentuar es que lo primero que, como analista, me surge interrogar seri­a como, cuando y no ha transpirado por que se enamoraron. Nunca pocas veces confirmo que ese amor es reactivo, en otras palabras surgio como solucii?n an alguna particularidad. Dije anteriormente que aquellos varones nunca Acostumbran A estar atravesando la crisis con su pareja; bueno, enamorarse de otra chica es la via Con El Fin De introducir una crisis que, de una diferente manera, nunca podian vivir. Asi puede verse que el enfrentamiento era sobre ascendencia interno, pero necesitari? la causa (o pretexto) externa.

?Por que un macho nunca podria vivir una crisis con su pareja sin solicitar a un amor sobre este tenor, a un artificio semejante? Esto me recuerda a esa cancion de Rodrigo que dice “?Como le digo a mi femina que Ahora no la quiero mas, que otra ocupa su sitio, que vivir sin ti nunca podria?”. Es Naturalmente que la afirmacion semejante es imposible de articular, ?no es tambien Incluso un evento sadico decirle alguna cosa asi a la mujer? Esto seri­a lo que un analista audicion, cuando alguien de aquellos varones nos cuenta su sufrimiento con palabras mas o menor parecidas a las del cuartetero; entonces, ?por que querria castigarla? Es posible que esa mujer se haya vuelto algo opresiva para el novio, que en la fantasia de atentado nunca se trate mas que de la proyeccion sobre su impotencia, puede haber distintas alternativas; no obstante, debido a lo dije todos estos varones no son idiotas, dejar la disputa en este grado seria En caso de que trivial, si trillado. Lo significativo nunca seri­a recrear el rol que una femina puede perfil livelinks cicatrizar Con El Fin De un caballero, por motivo de que de este modo no haria mas que justificarse. Es Naturalmente que, por esta via, lo que la chica seri­a de un hombre dependeri? Ademi?s del punto que la novia le otorgo. Nunca se puede discutir a un caballero igual que si fuese un nene.

Pienso en el caso de un varon que, en cierta circunstancia, hablaba sobre las hijos, del manera en que el privilegiaba la autoridad asi­ como les ponia limites. “Lavar las platos, efectuar la cama, esas boludeces…”, dijo y, en chiste, le pregunte si las limites eran boludeces. Era claro que esas tareas no valian por si mismas, sino porque, en ellas, se reconocia cuanto los hijos obedecian. Por lo tanto quiso incorporar que su chica era mas “laxa”, pero lo hizo con un lapsus que incluyo en el interior sobre esa expresion una referencia al trabajo de ella. De este modo fue que se refirio al forma en que la chica, trabajadora independientemente, se manejaba sobre otro forma con su dinero. Si eventualmente alguna compra excedia el capital, an el novio le tocaba complementar el monto. “Eso permite que yo tenga que trabajar mas”, dijo, sin embargo seri­a Cristalino que esto nunca es lo que el pensaba; por motivo de que las ideas sobre la hacienda familiar nunca se basaban en calcular el aporte sobre cada uno. Entonces la oracion tiene la raiz inconsciente, que expone la fantasia (harto usual en varones) que las hembras se dedican an emplear el dinero de las maridos, con la representacion sobre la escena pasiva, “ella me permite trabajar”. Lo atrayente podri­a ser a continuacion el agrego “Porque si yo hubiera recibido la herencia o mi viejo me hubiese dejado plata…”. En ese momento, yo pense En Caso De Que mismamente fuese, la novia gastaria la plata de tu pater, aunque nunca se lo dije, por motivo de que habia una cosa mas significativo para afirmar que esa femina le implicaba una tarea.